Separa tu cita por whatsapp

Los niños son especiales

En la actualidad los tratamientos preventivos son de suma importancia en la odontología, ya que revisando al niño en edades tempranas podemos detectar problemas:

  • De desarrollo.
  • Evitar hábitos.
  • Prevenir caries.
  • Orientar al niño en cuanto a su higiene dental.

 

Así como para los médicos, la estimulación temprana juega un papel muy importante en el correcto desarrollo del niño; desde el punto de vista odontológico nosotros debemos vigilar el crecimiento y desarrollo del sistema masticatorio desde el nacimiento.

Cuando hablamos con los padres de algún niño, los orientamos en el manejo adecuado y los cuidados para su desarrollo. Es importante que los padres estén informados sobre la importancia de la alimentación a seno materno, ya que esto genera muchas ventajas. A parte de recibir todas las defensas y nutrientes de la leche materna, el acto de succionar crea un ejercicio único de estimulación en el desarrollo de los huesos de su mandíbula, mismos que probablemente no lograrán su completo desarrollo al utilizar mamilas para su alimentación.

Uno de los motivos principales de la consulta infantil son las caries; y los niños que generalmente toman biberón por las noches antes de dormir pueden presentar con mayor regularidad éste tipo de problema; la causa de que la caries se genera con tanta rapidez en éstos casos es que el niño se queda dormido con el biberón en la boca, mismo que en ocasiones contiene azúcares o miel. La recomendación más importante es que el último biberón antes de dormir sea con agua o té únicamente. NO MIEL NI AZÚCAR. A partir de que el niño tiene 2 años de edad es de suma importancia acudir con su dentista para que se comience un tratamiento preventivo y se establezca un plan de cuidados para evitar futuros problemas bucales.

Dientes de Leche

Los dientes de leche, que también se llaman "dientes infantiles", son tan importantes como los dientes adultos. Los dientes de leche suelen empezar a aparecer cuando el bebé tiene entre seis meses y un año. Ayudan a los niños a masticar y a hablar. También hacen sitio en las mandíbulas para los dientes permanentes que crecen bajo las encías. La ADA recomienda que un dentista examine a un niño en el plazo de seis meses desde que sale el primer diente y, a más tardar, antes del primer aniversario. Una visita al dentista a una edad temprana es una revisión normal para los dientes. Además de comprobar si presentan caries dental u otros problemas, el dentista puede enseñarle a limpiar los dientes del niño correctamente y a evaluar los hábitos nocivos, como chuparse el pulgar.
Cuando los dientes aparecen, algunos niños pueden tener llagas o encías doloridas. Frotar con suavidad las encías del niño con un dedo limpio, una cuchara pequeña y fría o una gasa húmeda puede reconfortarle. También puede darle un mordedor para que lo muerda. Si el niño continúa mostrándose malhumorado o tiene dolor, consulte con su dentista o médico. La mayoría de los niños tiene el conjunto completo de los 20 dientes de leche a los tres años.

Enseñar a los niños unos buenos hábitos de higiene bucal a una edad temprana puede traducirse en una sonrisa sana toda la vida, pero ¿sabía que el hecho de que los bebés no tengan dientesvisibles no significa que no puedan tener caries? Los 20 dientes de leche de un bebé ya están presentes en las mandíbulas al nacer. Y esos dientes de leche que empiezan a salir por las encías en torno a los 6 meses ayudan a preparar el terreno para las futuras sonrisas preservando el espacio en la mandíbula para los dientes adultos.
Los dientes de leche importan

Cuando un diente de bebé se pierde demasiado pronto, los dientes permanentes se pueden mover hacia el espacio vacío y dificultar que otros dientes adultos tengan sitio cuando salgan. Esto puede hacer que los dientes se tuerzan o se amontonen. Por eso es importante que los bebés empiecen con un buen cuidado bucal que ayude a proteger sus dientes en las décadas siguientes. La ADA recomienda que los padres lleven a sus hijos al dentista como muy tarde al cumplir un año y, posteriormente, con la frecuencia que recomiende el dentista.

Chuparse el Pulgar

Chuparse el pulgar es un reflejo natural en los niños. Los bebés pueden sentirse seguros y contentos cuando se chupan el pulgar, los dedos, un chupete u otro objeto, que pueden ayudarles a conocer su mundo. Los niños pequeños también pueden chuparse para calmarse y ayudarles a dormir.

Sin embargo, cuando aparecen los dientes permanentes, la costumbre de chuparse el pulgar puede causar problemas con el buen desarrollo de la boca y la adaptación de los dientes. También puede causar cambios en el paladar. Los chupetes pueden ejercer esencialmente el mismo efecto en los dientes que chuparse los dedos y el pulgar, pero suele ser un hábito más fácil de romper.

La intensidad de la costumbre es un factor que determina si existen problemas dentales o no como resultado. Si los niños se meten el pulgar en la boca pasivamente, tienen menos probabilidades de tener dificultades que los que succionan el pulgar enérgicamente. Los que son demasiado agresivos, pueden causar problemas con los dientes de leche.

Por regla general, los niños de edades comprendidas entre los dos y cuatro años de edad dejan de succionar los dedos, o en el momento en que los dientes frontales permanentes están listos para salir. Si observa cambios en los dientes de leche del niño, o le preocupa su costumbre de chuparse el pulgar, es tiempo de que nos visite.

Consejos para ayudar a su hijo a romper con la costumbre de chuparse el pulgar:

  • Felicite a su hijo por no Chuparse el dedo.
  • por lo general los niños se chupan el dedo es cuando se sienten inseguros. Es importante corregir la causa de la ansiedad y proporcionar consuelo para su hijo.
  • Si el Niño es mas grande puede platicar con el acerca de la opción de visitarnos para usar un tratamiento que le ayudara a terminar con el hábito y promover el crecimiento normal de sus maxilares.
  • En el consultorio podemos estimular y apoyar al niño para que deje esa costumbre platicando acerca de las consecuencias de seguir chupandose el dedo

 

Existen algunos mecanismos para apoyar esta condición los cuales se recomiendan según la severidad del caso.


Rehabilitación dental infantil

 

Caso solucionado de caries infantil.

Antes

Después

Caso solucionado

Paciente Feliz!

 

Haz una cita con nosotros para explicarte todos los cuidados que debes tener con tu bebé.

Visto: 2046

Separa tu cita

Términos y Condiciones

Horarios de Consulta

Lunes a Viernes 9:00am - 7:00pm
Sábado 9:00am - 3:00pm

CONMUTADOR:
☎ (81)  83-33-30-56

Líneas Directas:
☎  83-47-45-31
☎  81-23-06-47

Emergencias Radio Beep: (81) 47-74-11-11
clave 0311


 

                   

Dirección

FAMILY DENTAL CARE
Family Dentistry, S.C.
Dr. José Martínez # 131,
Colonia Los Doctores
Monterrey, N.L. México CP. 64710.

Encuéntranos